1477977782

El funcionamiento de las máquinas tragaperras


Aunque las máquinas tragaperras más actuales se asemejan a las máquinas tragaperras originales su funcionamiento difiere ampliamente.

De hecho, las máquinas tragaperras originales eran mecánicas y muy fáciles de utilizar. Estas máquinas tragaperras funcionaban con una moneda que se introducía en una ranura y cada una de las máquinas disponía de un carrete con varios símbolos.

A continuación, se accionaba la manilla para hacer girar los rollos. Cuando esta se paraba, el carrete mostraba una combinación de símbolos que determinaba si el jugador ganaba el juego o no.

Este es el tipo de máquinas tragaperras que se veía en las salas de casino hasta finales del siglo XIX. Más tarde, la tecnología comenzó a invadir las salas de casino y los operadores han abandonado a las denominadas "bandidos mancos" en favor de las máquinas tragaperras eléctricas.

Las modernas máquinas tragaperras, las que vemos hoy en día en los casinos, están programadas gracias a unos chips internos llamados RNG o generador aleatorio de números. El RNG genera miles y miles de números y en un momento dado, cuando el crupier presiona el botón de la máquina, el RNG se para y el número generado en ese momento determinará el resultado del juego, es decir, ofrecerá la combinación ganadora.

Las máquinas tragaperras modernas son también más atractivas, con todas sus luces y sus muchos efectos de sonido.

Los casinos de hoy en día ofrecen también máquinas tragaperras con bote progresivo. El bote avanza con el número de monedas introducidas en la máquina tragaperras hasta que un jugador da con la combinación ganadora y se lleva el premio gordo acumulado. La mayoría de las máquinas tragaperras actuales ya no funcionan con monedas, lo hacen con fichas.

Es el mismo sistema con respecto a las ganancias. Son escasas las máquinas tragaperras que pagan con dinero real. La mayoría de los casinos utiliza o bien fichas o bien billetes que el jugador podrá canjear en la caja.

Con la llegada de Internet, los desarrolladores de software han diseñado plataformas donde los jugadores pueden jugar a las máquinas tragaperras.

Los jugadores ya no se ven obligados a desplazarse para jugar. Por otra parte, los editores están tratando de crear una atmósfera de juego que sea emocionante y realista. Además, tienen una amplia selección de juegos en las salas de casino virtuales.

La última gran novedad del universo iGaming I-Slots son las máquinas tragaperras interactivas que transportan a los jugadores a un mundo de aventura, lo que les permite vivir una verdadera experiencia. Estas I-Slots han revolucionado el mundo de las apuestas.